Línea Domiciliar.

LINEA DOMICILIAR.

Crema Primavera/Día.

CÉLULAS MADRE.

La misión fundamental de las células madre adultas es asegurar el correcto metabolismo de los tejidos y prolongar su buen estado. Además, colaboran en la síntesis de determinados elementos extracelulares; por ejemplo, para que la piel ejerza bien su función barrera.

Estas células madre son muy resistentes a los agentes externos nocivos, pero en su función van sufriendo desgastes con el paso del tiempo. Entre ellos están la edad; estrés oxidativo; radiaciones, en especial la ultravioleta; alimentación inadecuada; o la falta de cuidados preventivos. Por todo ello, su capacidad de regeneración va mermando y entre otras consecuencias, el tejido cutáneo se vuelve más vulnerable, lo que se manifiesta en la aparición prematura de arrugas, flaccidez, imperfecciones, manchas, etc.

Después de un profundo estudio sobre las células madre vegetales, hemos podido comprobar que cada una de ellas se hace responsable de la formación de centenares de otras células, con un gran poder regenerante. Gracias, pues, a estas células madre se aumenta la capacidad regeneradora de la piel, retrasándose con ello, los síntomas del envejecimiento cutáneo.

Como quiera que las células madre vivas es imposible conservarlas viables en una base cosmetológica, utilizamos un preparado obtenido por extracción selectiva de los componentes activos de células madre, a partir de tejidos vegetales muy ricos en ellas. Son los siguientes:

  • Granos germinados de varias leguminosas (soja, guisante, haba y alubia). Se parte de esta mezcla porque es extraordinariamente rica en células madre. Se prepara mediante un complicado proceso de extracción que arrastra la práctica totalidad de los componentes activos de las células madre y una gran parte de materias proteicas cuya composición en aminoácidos es semejante, dentro de las proteínas vegetales, a las del colágeno y elastina de la piel. Por otra parte contiene, asimismo, una buena proporción de hidratos de carbono, minerales (P, Mg, Ca, Fe, Zn, K, Na), vitaminas (A, grupo B, C y E) y fitoestrógenos (isoflavonas).
  • Granada, fruta del granado (Punica granatum L.), árbol perteneciente a la familia de las punicáceas. Es una baya que en su interior contiene numerosos granos con una semilla, separados en secciones por un epicarpio membranoso. Tanto el grano como el epicarpio son muy ricos en células madre y convenientemente triturados se obtiene un extracto con un contenido en antioxidantes mucho mayor que el té verde o el vino tinto. Son de naturaleza polifenólica; el más importante y activo de ellos es el ácido elágico (fig. 1) ya que aumenta la síntesis de un metabolito, el óxido nítrico (NO) que actúa como un potente vasodilatador, con lo que se favorece la circulación sanguínea a nivel cutáneo. Contiene, además, otros antioxidantes como las antocianinas (delfinidina, cianidina, pelargonidina).

Las células madre, tiene las siguientes propiedades:

  • Antienvejecimiento y antiedad al relantizar el proceso del envejecimiento y

estimular la regeneración celular en el tejido cutáneo.

  • Reparación de los efectos nocivos del medio ambiente, especialmente de la

contaminación y la radiación UV.

También están presentes en el extracto de la granada los siguientes principios activos:

  • Estrógenos, derivados del estilbeno.
  • Taninos.
  • Vitaminas, en especial C y B2.
  • Sales minerales, destacando las de Mn, K y Mg.
  • Carbohidratos.

Crema Bio-Lift

VIB-ACTIV (Activos del veneno de víbora adaptados a su uso cosmetológico)

GENERALIDADES

La víbora es un reptil ofidio del género Vipera y de la familia de los Vipéridos. Tiene una glándula que produce un líquido venenoso que inyecta a las víctimas por mordedura a través de dos dientes.

Aparte de las tumefacciones que provoca, así como náuseas y vómitos, el verdadero efecto tóxico actúa a nivel de las uniones nervioso-musculares, bloqueando la transmisión de los impulsos nerviosos; esto conlleva un debilitamiento de los miembros, en general, y de los músculos intercostales del diafragma, en particular, lo que puede provocar la muerte por parálisis y asfixia.

Los componentes del veneno de la víbora son, esencialmente, los tres siguientes:

  • Enzimas, favorecen la difusión local y sistémica de los verdaderos componentes tóxicos del veneno, por degradación bioquímica de los tejidos cutáneo y subcutáneo.

En la tabla 1 vienen relacionados, así como sus efectos.

ENZIMA EFECTO
L-Aminoacidonucleasa Aminoácido à Alfa-cetoácido
Fosfomono y diestearasa Acido ribonucleico à Mononucleótido
5’-Nucleotidasa Nucleótido à Acido ortofosfórico
Pirofosfatasa ATP à AMP
Acetilcolinesterasa Acetilcolina à Colina + Ácido acético
Fosfolipasa A Lecitina à Lisolecitina
Hialuronidasa Despolimerización del ácido hialurónico
Proteasas Descomposición de proteínas

 

Tabla 1. Enzimas del veneno de víbora y sus efectos

  • Proteínas, son neurotoxinas y cardiotoxinas. Químicamente, se trata de polipéptidos que contienen entre 60 y 74 aminoácidos. En la figura 1 se muestra la secuencia de uno de ellos y los puentes disulfuro entre cada dos moléculas de cisteína que hacen más estable el veneno, el cual actúa mediante un blocaje de la sinapsis entre terminal nerviosa y el músculo, al impedir la liberación de acetilcolina.

Fig. 1. Secuencia de aminoácidos en la proteína de la víbora

  • Compuestos inorgánicos, constituidos por oligoelementos, especialmente, cinc que tiene una importancia funcional en la actividad de los enzimas.

ADAPTACIÓN COSMETOLÓGICA DEL VENENO DE VÍBORA

A fin de obtener un preparado que se asemeje en su composición al veneno de las víboras, esté exento de toxicidad y presente acciones positivas sobre el tejido cutáneo, hemos creado VIB-ACTIV, formado por las siguientes materias activas:

  • Oligopéptidos, mezcla de tri-, cuatri- y pentapéptido que contiene todos los aminoácidos del veneno de víbora. Sus formulas estructurales son como se muestran en la figura 2, siendo N igual a 1 para el tripéptido, 2 para el cuatripéptido y 3 para el pentapéptido.
Péptidos penetrantes de células
Terapia Celular

La acción de estos oligopéptidos simula la actividad de la parte proteica del veneno, al inhibir la liberación de acetilcolina, provocando una relajación muscular, la cual viene potenciada en VIB-ACTIV, por otro componente, el SGAB, que no lo contiene el veneno de la víbora.

  • GABA, Ácido Gamma-aminobutírico que a diferencia de los antiarrugas convencionales, no actúa sobre la superficie de arrugas y líneas de expresión, sino relajando los músculos subyacentes que provocan su formación, ya que reduce la liberación de acetilcolina, materia necesaria para la transmisión del impulso nervioso y la consiguiente contracción muscular.

Relaja los músculos faciales mediante una gradual reducción de los neurotransmisores que inician su contracción. Esta materia activa se ha demostrado particularmente efectiva, en aquellas partes del rostro sometidas a frecuentes torsiones y estiramientos, como son las zonas orbicular y perilabial. Y lo que resulta muy importante, sin pérdida de la expresión normal y natural.

  • Antiproteasas, en la piel existen unos enzimas denominados proteasas (colagenasas y elastasas) que provocan la degradación bioquímica del colágeno y elastina. Son necesarios, ya que permiten la renovación de la estructura proteica, al ir eliminando aquellas partes ya deterioradas; están, sin embargo, controladas por las antiproteasas (anticolagenasas y antielastasas) que limitan su actividad a lo estrictamente necesario.

La degradación del entramado dérmico y la aparición de las arrugas es consecuencia directa de la pérdida del equilibrio entre la actividad de las proteasas y las antiproteasas, en beneficio de aquéllas. Por otra parte, se ha demostrado que en la piel sometida a influencias del medio ambiente (sol, calor, sequedad, contaminación, etc.), hay un considerable aumento de las proteasas, hecho que provoca cambios negativos en ella. Lo mismo ocurre en las pieles inflamadas, agredidas o infectadas.

Estas antiproteasas se obtienen del haba germinada de la soja, ya que en ella hay un alto contenido.

-ACTIV  es un substituto del veneno de víbora, totalmente inocuo y de efectividad comprobada para la regeneración inmediata del tejido cutáneo. Lo hace de forma natural y con efectos contrastables desde las primeras aplicaciones, sin tener que recurrir a los inyectables o pasar por el quirófano. Provoca un efecto tensor rápido y duradero, con desaparición o atenuación pronunciada de arrugas y líneas de expresión.

Su actuación puede resumirse así:

  • Los Oligopéptidos disparan los mecanismos de defensa e inician un proceso de regeneración y decontracción del tejido cutáneo.
  • El GABA actúa sobre las arrugas y líneas de expresión, al relajar la contracción de los músculos faciales, mediante una gradual reducción de los neurotransmisores que provocan dicha contracción.
  • Las Antiproteasas restablecen el equilibrio con las proteasas, limitando la actividad de éstas a lo estrictamente necesario.
  • Los Oligoelementos, percolados de una arcilla verde y combinados con proteínas, a fin de lograr una más profunda y rápida absorción; inciden sobre el metabolismo general de la piel y tienen propiedades antiinflamatorias y protectoras, al aumentar la respuesta inmunológica. Aunque el percolado tiene muchos más, los elementos que están en mayor cantidad son: cinc, magnesio, cobre, potasio, hierro y manganeso.

 

Esquemáticamente, su modo de acción está indicado en las figuras:

                                                Antes de la aplicación

1: Epidermis                 2: Dermis    antes y despues de biolift 3: Hipodermis            4: Músculo contraído

5: Músculo relajado     6: Arruga      7: Tejido muscular

Después de la aplicacióndespues del biolift

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: